martes, mayo 1

Callao Historia : El Callao y las luchas por las 8 horas


EL CALLAO Y LAS LUCHAS POR LAS 8 HORAS



Al final del siglo XIX, ya se podía distinguir con claridad, quién había sido el verdadero triunfador de la GUERRA DEL PACIFÍCO: emergía nítida la presencia ECONÓMICA de Inglaterra, como el principal beneficiado de esta cruenta guerra.

Contralaban el Puerto del Callao, y la mayoría de puertos del Pacífico y el Atlántico, puerta obligada de entrada y salida de bienes y recursos para el comercio internacional. A la vez, la demanda mundial se centraba en dos apetecidas gemas de la época, productos de estas tierras y, codiciadas en el mercado europeo y norteamericano, el ALGODÓN y el AZÚCAR, que los barcos ingleses llevaban, distribuían, comercializaban y beneficiaban de las inmensas ganancias.

La CASA GRACE y la DAVID DUNCAN operaban tanto en El Callao como en Valparaíso, y monopolizaban las importaciones y exportaciones
El Perú, durante el virreinato no tenía INDUSTRIA nativa, y se les permitía a los peruanos y extranjeros radicados sólo productos artesanales, prohibiendo toda inmersión en la manufactura tecnificada, que era privilegio de España para su comercialización y distribución de sus productos de España y de Europa al Perú .
Así, nos recibió la República después de la independencia colonial; y así, permaneció mucho tiempo hasta ya fines del siglo XIX
Con el empuje industrial en Europa, las maquinas de vapor y ferrocarriles, parte de la tecnología de los tiempos se estableció en nuestras costas, siendo la TEXTIL la más importante y productiva en orden a la maquinaria existente; con ella, en el Perú de la época coexistían las fábricas de velas, galleterías, panaderías e imprenta.


Siendo así que con la maquinaria si bien llegó un avance, también se amplió la sobre-explotación: los trabajadores laboraban en horarios mayores de 14-16 horas, ello con beneficios nulos ni atención sanitaria, que era crítica, con maquinarias pesadas, y trabajando a producción completa.
Desapareciendo ya la población artesanal y comercial de nuestras costas, el movimiento del comercio absorbía toda la mano de obra, y las condiciones de trabajo se hacían insostenible por los accidentes, muertes, maltrato a los obreros y operarios; tanto en el PUERTO del Callao como en la zona industrial de Vitarte, y la costa norte agrícola por excelencia (Fuentes del azúcar-algodón para el extranjero).
Ya desde finales del siglo XIX las corrientes de pensamiento ANARQUISTA se hicieron sentir en nuestra playas, y en ellas, dentro del sector obrero, son los inmigrantes italianos pobres y/o exilados los encargados de la propagacion de estas ideas, y, por el lado intelectual, MANUEL GONZÁLES PRADA se convierte en el filósofo, pensador y crítico del sistema existente, naciendo así las luchas obreras en nuestro país.
Si bien el movimiento anarquista llevo sus luchas desde los 1890 hacia adelante, fue en el 1904 cuando los TRABAJADORES PORTUARIOS del CALLAO movilizan a trabajadores de fábricas aledañas y, con un paro del PUERTO, hacen conocer sus demandas al gobierno de turno, reclamaciones entre cuyas exigencias figuraban ASISTENCIA MÉDICA por enfermedad e INDEMNIZACIONES por accidentes de trabajo. Ya en Lima desde 1896 los trabajadores de VITARTE habían incluído entre sus exigencias la ley laboral de las 8 horas, que también fue bandera de los chalacos en el 1904.
Puerto de Fleteros en el Muelle Darsena / Archivo Humberto Currarino – del Callao
Por motivos de pliegos laborales y demandas el paro duró casi 30 días, con las correspondientes represión del gobierno y detención de líderes y trabajadores, hasta que en una manifestación reprimida a sable y a tiros CAE el obrero FLORENCIO ALIAGA, chalaco, convirtiéndose en la primera víctima del Perú.
Los portuarios chalacos del DÁRSENA exigían mejoras salariales, jornada de ocho horas. Un año después en VITARTE, el 01de MAYO, la FEDERACIÓN DE OBREROS PANADEROS “ESTRELLA DEL SUR” reivindica el sacrificio del compañero caído en el mismo homenaje a los mártires de Chicago
Fue este movimiento en el CALLAO que se selló con un triunfo parcial a sus demandas, el que motivó para acrecentar la organización obrera y la difusión de ideas. Las luchas continuaron y se ampliaron en todo el Perú, hasta que un 13 de enero de 1919, en LIMA, El CALLAO y casi todo el Perú, a partir de las 04.00 de la mañana, se inicia un PARO GENERAL .
Tráfico paralizado, cerradas fábricas y talleres, enfrentamientos sangrientos, con muchos heridos de por medio; se sabotea el alumbrado; todos los puertos del país quedan inmovilizados.
Ante esta circunstancia, el gobierno expide un DECRETO SUPREMO proclamando para todo el país LA JORNADA LABORAL DE 8 HORAS.

Va con esta reseña mi homenaje más sentido a todo el pueblo peruano luchador, que hoy ha perdido muchos de los beneficios alcanzados por los trabajadores que nos precedieron.
Jornaleros Portuarios del Muelle Darsena / Archivo Humberto Currarino – del Callao
Sé, y comparto el esfuerzo en todo el país, por la derogatoria al trabajo eventual, establecido por el neoliberalismo de Fujimori, y sostenido hasta la fecha: recortes de derechos en la jubilación e inestabilidad del trabajo, más los abusos actuales por las contrataciones temporales
¡Por un Perú con oportunidades para todos!,

¡¡CHIN PUM CALLAO!!, por momentos mejores
Darío Alberto Zúñiga Bustamante
Vecino de LA PERLA
desde Toronto-Canadá


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...