lunes, junio 11

Calles y Plazuelas del Callao : El Parque Guardia Chalaca


EL PARQUE GUARDIA CHALACA

Es el barrio de la clase media, construido mediante la ley regionalista de don Federico F. Fernandini. Como este barrio hay en la calle Paz Soldán, otro agrupamiento de casas, y se denomina Pasaje Fernandini, ambos provenientes de una ley regional cuando funcionaban en el Perú los Congresos Regionales que creó el Gobierno del señor Augusto B. Leguía. Estamos pues, en el Parque “Guardia Chalaca” y de él hablamos.
Viviendas frente al Parque Guardia Chalaca, construidas por la JOP / Archivo Currarino - Callao

En el Parque “Guardia Chalaca” se vive la vida de campo. Vida diurna es la que prodiga ese barrio, formado por bloques de casitas de cemento, con gente buena, con gente de trabajo.
Por el destierro que significa el distanciamiento con la ciudad y por el frío helado que hace en invierno, el buen humor de sus pobladores lo ha bautizado con el apelativo de “Siberia”... ¡Y sí que hace frío en la época invernal!
Parque Guardia Chalaca y su Pérgola / Archivo Currarino - Callao

La agrupación de casitas de cemento, que forman el barrio, tiene mucho de emotiva.
Hay jardines por todas partes. Flores a variedad. Plantaciones y adornos en los chalecitos que le dan un aspecto por demás simpático y acogedor.
Frente al agrupamiento de casitas y en dirección a la playa está la Pérgola, plagada de enredaderas. Sus bancas invitan al descanso. Su pila es un encanto.
El Parque “Guardia Chalaca” ya tiene su leyenda. En las noches tropicales, en las que el calor abochorna y produce modorra, chicas hermosas salen a tomar aire y ya de las manos con amigas, dan sus paseos por el Parque. Jóvenes del barrio, impulsados por idénticos deseos, salen de los chalecitos para dar sus vueltas por el Parque, por la Pérgola, por la Pila… Si la Pila hablase diría quiénes le han tomado su agua cristalina. Si la Pérgola hablase repetiría las frases galantes y vehementes de más de un coloquio cupidesco. Si el Parque confesase, ¡cuantas aventuras tenoriescas se conocerían como para editar una novela sin fin!
Fuente de información:
Alejandro Cruz Montero / Mis 25 años de Periodista 1926-1951

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...